Editorial 2a Edicion

Esta segunda edición de Nuestras Voces la queremos dedicar a las Familias. Familias que se van, se quedan, se dividen, se reencuentran, se separan, se crean. Familias que traspasar las fronteras, buscando el pan nuestro de cada día. A veces dejando a atrás parte de la familia, solo con lo que tienen puesto, y los ¿niños? con la panza llena de lombrices y sin zapatos, estos niños en la mejor de las suertes asistirán a la escuela por algunos años hasta que estén lo suficiente mente fuerte para trabajar, en el campo, en la construcción, o en la calle, vendiendo chicles, dulces, moviendo la cola vestidos de payasos en un crucero, robando ocasionalmente algunos pesos de bolsos o carteras, para comprar algo y mitigar el hambre, aunque sea comprar solventes que inhalar con los amigos y así olvidar por un rato su condición de niño silvestre, niño de la calle.

Siempre hay otra opción para estos niños, seguir a los padres o mejor dicho que los padres los traigan. Pero, ¿que futuro tienen estos niños en el otro lado? Pueden asistir a la escuela y en un principio llegaran a creer que serán, astronautas, aprenderán el idioma nuevo, comerán la comida nueva, aprenderán el himno nacional, aprenderán de los héroes de su nueva patria y muchos de ellos estarán dispuestos a dar su vida por ella (la patria), pero en algún momento se darán cuenta que no importa cuanto se esfuercen, no importa que hagan su parte en las filas en el enfrente de guerra, o que sean el numero uno en la clase, por que hay una pared que no podrán cruzar, cuando se enteren que no pueden viajar por ejemplo, que ni siquiera sus padres pueden viajar libremente y que su familia es diferente a la de otros niños.

¿Quiénes son estos niños traídos sin su consentimiento? que no fueron secuestrados, si están aquí es por que la familia debe permanecer unida. Entonces ellos caerán en cuneta que no tienen papeles, no tienen patria, que son expulsados de la sociedad que creyeron suya, que su nombre no existe, por la falta de un numero.

Si a las familias y muy especial mente a los niños de esas familias, que en algunos casos, hoy son los padres de nuevas familias, y muy especialmente a los Soñadores Undocumented Unafraid, a los que están dispuestos a sacrificar su Libertad para que otros vayan a la escuela, a Gina, Felipe, Eva etc. a mi sobrino que también es una victima de esta Reunificación Familiar en un País Hostil e incomprensivo.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s